14 agosto, 2020

¿Qué es una batería de litio?


Las baterías de litio, se caracterizan por cargarse más rápido, durar mas, contar con una mayor vida útil y ofrecer más densidad energética, por lo que en menos espacio se puede obtener mayor autonomía y sacarle más partido a las baterías de litio.

Existen tres tipos de baterías de litio:

Baterías de óxido de cobalto/litio tiene el beneficio de su alta densidad de energía, que aunque a veces puede acarrear problemas de seguridad, suele tratarse de una batería de una gran durabilidad.

Baterías de litio/óxido de magneso, se trata de la batería más utilizada por su alto nivel de seguridad, pero su rendimiento no siempre es eficiente cuando se experimentan altas temperaturas.

Baterías de litio/fosfato de hierro, se trata de la batería con las mejores características de seguridad con una larga vida útil, de más de 2.000 ciclos.

Las baterías recargables de litio pueden producir entre 3,6 y 3,7 voltios y pueden disponer de dos composiciones químicas parecidas:

Baterías de litio Cilíndricas / tubulares de ión de litio, o también conocidas como baterías Li-Ion.

Baterías de litio planas de polímero de litio, o también conocidas como baterías Li-Po.

Las baterías de litio en comparación con las baterías de níquel proporcionan una mayor densidad energética, mayor autonomía y menos peso, pues el litio es el metal las liviano que existe.

¿Qué es una batería de litio con inversor?

La última novedad del mercado son las baterías de litio con inversor, se trata de baterías de litio que en su interior tienen un espacio que incorpora un inversor capaz de trabajar de forma paralela a la batería de litio, permitiendo que en un menor espacio se desarrolle la función de acumulador e inversor de energía.

Voltaje superior.

El litio es la molécula química con una electronegatividad mayor, ofertando un elevado volumen de oxidación. El litio posee 3,16 voltios contrastando con los 2 voltios del plomo. Entonces, una batería de LiFePO4 posee una tensión nominal de 12,8 voltios después de unir en serie 4 celdas o 25,6 voltios si se unen 8 celdas. Sin embargo, las baterías de plomo ácido poseen tensiones nominales de 12 o 24 voltios.

Rapidez superior en la carga y descarga.

Como se dispone de un superior voltaje en la celda, hace falta inferior corriente a fin de alojar idéntica energía. En tanto que una baterías de plomo ácido necesitaría entre 8 y 12 horas, la de litio necesitaría 4 horas como máximo.

Sin carga óptima.

Las baterías de plomo ácido se posicionan cómodamente en la franja superior de carga. En el área de las energías renovables, con un 20% de descarga es cuando son más eficaces. Contrariamente, las batería de litio operan a la perfección con cargas incompletas. En realidad, es recomendable que no se alcance el 100% de carga.

Es capaz de descargarse casi en su totalidad tolerando escasos deterioros (contrariamente a las baterías de plomo ácido que solamente aguantan descargas de hasta el 50%).

Mayor vida útil.

4000 ciclos con el 80% de profundidad de descarga. 500 ciclos es lo que posee una batería monoblock de plomo-ácido abierta. Alrededor de 2000 ciclos posee una monoblock de ciclo profundo. Y una batería de plomo-ácido estacionaria posee 4000 ciclos pero con el 50% de descarga máxima.

Por ello, gracias a su capacidad energética, celeridad de carga y una extensa vida útil, estas baterías se ofrecen como una extraordinaria elección para las instalaciones fotovoltaicas.